Hace ya tiempo que cualquier persona con un mínimo de conciencia ecológica conoce las tres "R" básicas para cuidar del planeta: reducir, reutilizar y reciclar. Pero como muchos expertos en la reparación de neveras en Valencia, o de cualquier otro electrodoméstico, podrán corroborar, hay una cuarta "R" muy importante que a menudo pasamos por alto: reparar.

Y es que de cara a reducir la cantidad de residuos que generamos, es muy importante hacernos esta pregunta cuando se nos estropea un aparato doméstico: ¿Es realmente necesario comprar uno nuevo? ¿Se puede arreglar? En muchas más ocasiones de las que creemos, un buen taller de reparación de neveras en Valencia puede alargar la vida útil de nuestro electrodoméstico y ahorrarnos un buen dinero.

De hecho, según estudios recientes, hasta el 30 % de los objetos eléctricos y electrónicos encontrados en las plantas de tratamiento de residuos, en realidad, funcionan. Esto nos lleva a creer que se habían deshecho de ellos simplemente para cambiarlos por un nuevo modelo. Y hay que tener en cuenta que algunos de los componentes usados en la fabricación de este tipo de aparatos son altamente contaminantes.

Afortunadamente, la conciencia ecológica va en aumento y cada vez más son las personas que apuestan por reparar electrodomésticos y otros aparatos domésticos para dejar una menor huella en el planeta. Y aunque también han proliferado los talleres de autorreparación, siempre es mejor contar con profesionales en la materia para evitar complicaciones o daños mayores en los equipos.

Además, invirtiendo en reparaciones activamos el tejido comercial de proximidad. Todo apunta a que, en el futuro, consumiremos más servicios que objetos, y este es un paso muy claro en esta dirección.

Por eso no lo dudes, si necesitas una reparación, en Servicio Oficial AEG, Electrolux, Zanussi reparamos tus electrodomésticos usando recambios originales para garantizar un funcionamiento óptimo. No dudes en consultarnos.